Sé que todavía me lees


que todavía
me lees a escondidas.

Por eso.
algunas veces,
Aunque tú no lo sepas,
Escribo exclusivamente para ti.

Sé también que a veces ves mis fotos.
A pesar de estar bloqueada y tener que usar para ello
esa cuenta de instagram que le hiciste a nuestro gato.
Que sepas, también, que yo no veo las tuyas.
Ni las del gato.

¿Sabes?
Me he hecho otro tatuaje.
Tú lo hiciste estando juntos.
Yo lo hice al separarnos.
Es un secreto entre el tatuador y yo.

Mi pareja a veces me pregunta si todavía pienso en ti.
Preocupada.
Y me coge la mano,
me mira a los ojos,
me da un beso,
que sabe sincero.
Me quiere.

Y olvido tus manos,
tus ojos,
tu besos,
tus mentiras,
y tus te quiero.

Agradécele a ella.
Que hoy
tu recuerdo es mejor que antes.
Porque me estaba desangrando.
Y ella, ensuciándose, taponó mis heridas.
estuvo conmigo,
llena de sangre, de barro, y de saliva.

Tropecé contigo,
y ella me salvó de la caída.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Después de tanto dolor, tanto tiempo compartido, tantas cosas vividas lo conviertes en algo productivo.
    Gracias por escribir y compartirlo con el mundo.
    Te dejo una manita arriba

Deja un comentario

Cerrar menú