Veintidós

No sé si veintidós fueron los días que tardó en enamorarme.
No sé si veintidós fueron las vueltas que di en la cama esperando encontrarla.
No sé si veintidós fueron los pasos que dio de su portal a mis brazos.
Pero sí sé, que veintidós son los besos que mide su espalda.

Deja un comentario

Cerrar menú